¿Quiénes somos?

AQUÍ HAY NECESIDAD DE PERSONAS CAPACES EN MUCHAS LENGUAS

El Alfaqueque -en virtud de nombramiento real o de autoridad competente-  redimía esclavos, para lo que debía poseer bienes que respondieran del pago de los rescates.  Asimismo ser hombre de buena fe; esforzado y no codicioso; conocedor de la lengua para evitar equívocos a causa de la ignorancia;   no malqueriente y sufrido.

Esta rotunda definición  se ajusta a nuestras pretensiones, salvo que no se ha otorgado tal nombramiento por parte de ninguna jerarquía.

El Alfaqueque de Calp son ustedes y su voz es la suya.

Anuncios